Máster en Artes Visuales y Multimedia

Espacio de excepción. Exposición colectiva AVM

Texto introductorio:

"Suele hablarse de imágenes violentas para aludir a aquellas imágenes que muestran situaciones específicas de tensión aguda, caos, catástrofe, muerte. El hecho de coquetear con lo supuestamente anómalo hace que ellas mismas sean tratadas de modo especial: cuando no se censuran o escamotean ??por nuestro bien?, arguyen los gestores de lo visible?, su presentación viene acompañada de advertencias acerca de los graves efectos que pueden provocar en la sensibilidad del espectador medio, como si a estas alturas permaneciese aún intacta y a flor de piel.

       Sobra decir que esa violencia perfilada por las convenciones y por sus agentes ­?instancias educativas, políticas y religiosas, medios de comunicación y demás? sustituye la omnipresencia del fenómeno por una cómoda tipificación. ¿Dónde quedan, desde esa perspectiva restringida, sus múltiples manifestaciones en la vida cotidiana, dónde sus variantes sibilinas, los modos sutiles y perfectamente normales con los que convivimos diariamente? Dispuestos a considerar la violencia únicamente en sus formas extremas, solemos incluso olvidar que toda imagen es en sí misma un acto de fuerza, porque para existir ha desgarrado el tiempo y el espacio y ha mutilado una realidad de la que apenas arrastra un mudo puñado de signos, desfigurándola por completo.

 Esa extrapolación posee, con todo, una carga positiva: al sacar la realidad literalmente de sus casillas, la imagen enfatiza lo que en la maraña de lo mundano pasaba desapercibido y muestra como insólito lo que no solemos considerar como tal. Es entonces, en referencia a la violencia normalizada, cuando percibimos el mar de fondo que agita las actitudes y los gestos, las atmósferas, los espacios, los objetos, aunque a menudo la imagen directa no baste para dar cuenta de ese daño potencial o manifiesto y se haga necesario servirse de la pose, de la escenificación, del montaje, de la ficción. Algo de todo ello aparece, aquí y allá y con variable intensidad, en esta secuencia de espacios de excepción que mediante su diversidad y su articulación interna establecen una especie de realidad paralela.
O la auténtica realidad, según se prefiera."